Páginas vistas en total

viernes, 2 de septiembre de 2011

Que tiempos eran los que mis sueños eras tú, 
que no sabia quien eras, que no reconocía tu identidad...
Apareciste y te asomaste una noche por mis sueños,
luego te convertiste en mi mejor deseo.
Poco a poco me di cuenta que no solo era un sueño sino que todo se tornaba en realidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario